luns, febreiro 08, 2010

Un completo fin de semana dedicado a esta flor ejemplifica que esta parroquia vilagarciana sigue siendo un referente en su cuidado.
Cuando el año pasado Rubiáns organizaba la edición inaugural de exaltación de la camelia todo el mundo coincidía en que sería la primera pero ni mucho menos al última. Solo once meses después ese vaticinio se ha hecho realidad. Durante todo este fin de semana, esta parroquia emanó un aroma inconfundible. Charlas, exposición, visitas guiadas y contacto directo con las camelias y sus criadores han catapultado a la cita de Rubiáns a ser una de las que empieza a atraer público de otras localidades.


En la jornada inaugural ya quedó patente que la apuesta de la asociación de vecinos O Souto era muy seria. Con respecto al año anterior se triplicó la superficie expositiva y se invitó a cultivadores de otros lugares. Solo faltaba que la gente respaldase el esfuerzo y los visitantes también crecieron de forma exponencial.

Ayer mismo se acudió al pazo de Rubiáns, donde dos técnicos de la Concellaría de Turismo hicieron de guías en la visita al interior de la finca, donde se puede apreciar numerosas camelias y donde el vergel natural que posee -con el segundo eucalipto más grande de Europa- sirvió de gran escenario. Antes, por la mañana, la cultivadora de Cuntis, Leonor Magariños, informó sobre las técnicas de ingertos, una de las lecciones más demandadas en este área.

Actualmente en Galicia existe un elevado número de citas de este corte. El fin de semana pasado se daba el pistoletazo de salida de la temporada en Moaña y el testigo fue recogido por Rubiáns. Hasta marzo, las cuatro provincias estarán salpicadas por este tipo de ferias, aprovechando el momento óptimo de maduración de las flores.

Enorme satisfacción
Xurxo Abuín, el presidente de la asociación de vecinos O Souto confesó sentirse «realmente moi orgulloso» de la feria de la camelia de Rubiáns. «É unha festa que vai a máis sen dúbida», advierten desde la organización, entre otras cosas porque «o feito de que a xente viaxe dende Ponteceso só para ver camelias é algo fermoso».

Abuín, además de escuchar los piropos de los visitantes, se queda «cos comentarios dos expositores, que están tan habituados a ir a todas estas feiras e que están tamén moi contentos». Tilda a la cita como «especial» y reconoce que en Rubiáns esta tradición se vive de forma diferente aunque los cultivadores de camelias «teñen sempre máis de corenta anos». Si algo queda por mejorar no es más que lograr implicar a los más jóvenes en este arte.
 
(Fonte: Roi Palmás, La Voz De Galicia)
(Fotos: "La camelia Lotus, una de las más admiradas en el pazo", "El segundo eucalipto más grande de Europa, abrazado por 13 visitantes". Martina Miser)

0 comentarios (¡PULSA AQUÍ!):

Participa

INSCRIPCIÓN
*Ficha: engadir enderezo, teléfono, M² de exposición (ata 5m²) e número de asistentes ao xantar.