domingo, outubro 11, 2009


Varios residentes de la parroquia de Rubiáns acudieron ayer, a las once de la mañana, al Registro del Concello, para hacer entrega de las 712 rúbricas recogidas a lo largo de los diversos domicilios de la zona. Estas firmas pretenden evitar que se ejecute el proyecto que el gobierno local estableció para la reforma de la plaza de “O Souto”. Este trazado se creó, según los vecinos, sin contar con su opinión y es “moito peor que o anterior”, ya que no responde a la gran mayoría de sus expectativas. Por ello, y ante la adjudicación de la obra que el Concello ya había realizado, decidieron tomar la mencionada medida. Ravella ya les ha manifestado su disposición para negociar las modificaciones necesarias, siempre que ello no incremente el gasto.

Residentes de Rubiáns, con Xurxo Abuín a la cabeza, acudieron al Registro del Concello a las 11 de la mañana de ayer, para realizar la entrega de las firmas recogidas por toda la parroquia. Dichas rúbricas pretenden evitar la reforma de la plaza de “O Souto” según el proyecto del gobierno local.
En total fueron 712 las personas que decidieron ceder su signatura para protestar por el “cativo” diseño que la Xunta de Goberno Local había trazado para el lugar y que, según los vecinos, “mermaba considerablemente as aspiracións de todos nós”.

Tras la entrega de los documentos en el Registro del edificio consistorial, Abuín comentó que el pasado viernes, el Concello se puso en contacto con él para manifestarle su disposición al diálogo acerca de este conflicto.

Este cambio de opinión fue una “sorpresa” para todos los residentes, que ahora afirman sentirse “esperanzados” de que el asunto se resuelva favorablemente. Abuín comentó que el Concello ha reconocido que “a súa forma de proceder non foi a axeitada e que os veciños deben ser escoitados”.

Además, añadió el presidente de la asociación vecinal “O Souto”, desde el gobierno local le han transmitido que coinciden con él en que dos de los seis puntos del proyecto que los vecinos criticaban son, efectivamente, “un erro”.

Así las cosas, el próximo martes tendrán una reunión con el técnico redactor del proyecto. Eso sí, Abuín considera improbable que ese mismo día se cierre el tema, pero sí espera que se resuelva “ao longo da semana”.

Asimismo, aprovechó la ocasión para agradecer al equipo de gobierno este cambio, y opinó que “onte abreuse un novo camiño de esperanza para Rubiáns”. Por ello, reconoció que “fomos moi críticos, pero agora entendemos que están procedendo ben”, aunque no dejó de resaltar que “debería ter sido antes”. Por todo ello, ahora esperan que sus peticiones y aspiraciones para la reforma de su plaza sean tenidas en cuenta.


La causa del conflicto > Los vecinos de Rubiáns rechazan varios puntos del proyecto que el Concello quiere realizar en la plaza. Así, en primer lugar, se establece que parte de la explanada situada frente a la casa de la cultura sería mejorada con piezas de hormigón. Los vecinos manifestaron que “non estamos dispostos a permitir que nos metan ese material”.

La segunda queja fue respecto a la situación de la casa de la cultura. El nuevo trazado preveía cortar el Camiño Real, de acceso a los laterales del edificio. Los vecinos aseguraban que así “están aislándoo”, ya que les impediría introducir materiales en el escenario, que habitualmente acoge todo tipo de actos culturales. “Imos ter que levar as cousas enriba da cabeza”, afirmaban.

Otra de las protestas fue la relativa a la explanada donde se celebra cada año la Festa do Carneiro. En dicho terreno suelen colocar una carpa de 30 por 16 metros. El proyecto del Concello contemplaba cubrirlo con árboles, por lo que Abuín decía que “entendo que queren prescindir da festa”.

Asimismo, no se preveía ubicar plazas de aparcamiento ni crear un parque infantil, como sí contemplaba el proyecto anterior a este último.

(Fonte: María Foscaldo, Diario De Arousa)

0 comentarios (¡PULSA AQUÍ!):

Participa

INSCRIPCIÓN
*Ficha: engadir enderezo, teléfono, M² de exposición (ata 5m²) e número de asistentes ao xantar.